Candiles Wagner

08 de Septiembre de 2020

P. Alejandro Quezada, cmf

         A escasos metros del templo parroquial se ubica la Casa de la Familia Wagner Echeagaray. Algunos de sus integrantes han participado en la Vida Parroquial como Catequistas, Pláticas Prematrimoniales, MJC (Movimiento de Juventudes Cristianas) y en las Pequeñas Comunidades de Misión Permanente. Existe cercanía física y emocional entre la Familia y la Parroquia.

 

         Poco más de sesenta años Lala (Esther Echeagary) se casó con Kateto (Carlos Teodoro Wagner) y fundaron una familia integrada, servicial y con sensibilidad social. Vivieron en varias partes de la Ciudad y del País. Recientemente falleció Carlos y Lala decidió vivir en casa de una de sus Hijas, para lo cual tuvo que desprenderse de algunas cosas que habían conseguido, a lo largo de los años, con mucho esfuerzo y sacrificio. Entre estas cosas, se hallan los candiles de su sala (uno grande y tres pequeños), que, después de sopesarlo bien, los donó a la parroquia.

 

         En cuánto me avisaron, lo comenté con la Comunidad Claretiana y comenzamos a buscarles un lugar adecuado. Así que la mañana del miércoles dos de septiembre, con el auxilio de tres señores y unos andamios, los desmontamos de la Casa de la Familia y los colocamos en el Templo (el candil grande), en el Salón de los Estandartes (dos pequeños) y en la Sacristía (otro pequeño).

 

         Agradecemos la deferencia que la Familia ha tenido con la Parroquia al compartir este legado. Nuestra oración y gratitud los acompaña. Cada vez que miremos los candiles nos acordaremos de Ustedes.

Candiles Wagner (1)
Candiles Wagner (2)
Candiles Wagner (3)
Candiles Wagner (4)
Candiles Wagner (5)
Candiles Wagner (7)
Candiles Wagner (6)